SANGRADO DE TUBO DIGESTIVO

Colaboración de:

Dr. Ulises Leal Quiroga

Gastroenterólogo Pediatra

     El sangrado de tubo digestivo es la expulsión de sangre fresca o químicamente alterada (digerida) por los orificios naturales del tracto gastrointestinal ( boca y ano). El Sangrado de tubo digestivo se divide en alto y en bajo según la localización del mismo. Se denomina alto cuando se origina de la boca al ángulo de treitz, y bajo del ángulo de treitz al ano. Dentro de las principales manifestaciones clínicas son la hematemesis (vómito de sangre fresca), vómitos en pozos de café (sangre digerida), melena (evacuaciones negras como chapopote), hematoquecia (sangre fresca en las evacuaciones) o rectorragia (sangre fresca pura por el ano).

     Es muy importante saber las diferentes causas de sangrado según la edad dado que son diferentes, en el neonato o recién nacido las principales causas son la ingesta de sangre materna como primer lugar y luego esofagitis (inflamación del esófago) y gastritis o úlcera gastroduodenal. En lo que refiere a sangrado por el ano en el neonato las principales causas son ingesta de sangre materna, fisura anal, colitis infecciosa, enterocolitis necrotizante y alergia a la proteína de la leche.

     Dentro de las edades de 1 mes a los 2 años las principales causas de sangrado alto son esofagitis, gastritis ( por estrés o medicamentos), duodenitis (inflamación del duodeno) y várices esofágicas ( en pacientes con problemas de hígado), y las inferiores son fisura anal, invaginación intestinal, divertículo de Meckel,  pólipo juvenil, colitis infecciosa y alergia alimentaria.

     Las causas de sangrado alto en niños mayores de 2 años son gastritis y duodenitis, úlcera gástrica por estrés, esofagitis por reflujo o medicamentosa, várices esofágicas, ingesta de cáusticos y cuerpo extraño en vía digestiva. Las causas de sangrado bajo son fisura anal, colitis infecciosa ó alérgica, pólipo juvenil y enfermedad inflamatoria intestinal.

      Es muy importante tomar en cuenta que sea cual sea la causa de sangrado siempre debemos llevar a nuestros hijos con su pediatra, dado que éste determinará según los antecedentes del niño y los hallazgos a la exploración física si amerita atención por el subespecialista y valorar si amerita la realización de una endoscopía superior y/o colonoscopía.  Estos estudios son diagnósticos y de gran utilidad para el manejo definitivo según sea el caso de cada paciente.

      Es muy importante para los padres saber antes de alarmarse que la ingesta de carnes rojas no bien cocidas, de comidas con colorantes, gelatinas, betabel y otros alimentos edulcolorados juntos con el pepto bismol pueden imitar un cuadro de sangrado de tubo digestivo, por tal motivo es conveniente saber que comió o ha comido el niño en las últimas 24 horas ya que estos datos son de gran utilidad para el pediatra.