BRUCELOSIS (Fiebre Malta)

Dra. Evangelina Briones Lara

Infectóloga Pediatra

INFORMACIÓN GENERAL

      La brucelosis es una enfermedad transmitida de animales al humano clásicamente asociada a las cabras. Sin embargo, otro tipo de ganado como ovejas, caballos, perros, conejos, venados o pollos que estén en contacto con ganado infectado también pueden transmitir la infección.

     En México, se registraron entre 1990 y 1997, aproximadamente 15,363 casos, el 94 % de los cuales se asociaron a la ingesta de alimentos contaminados como queso, leche y otros derivados lácteos. La edad de las personas afectadas fue de 15 a 44 años y de éstas, el 40 % reportó el consumo de leche cruda, otro 40 % reportó haber consumido queso fresco y el 4% otros productos lácteos no pasteurizados.

COMO SE CONTAGIA?

Los mecanismos de transmisión más conocidos son:

1) La vía digestiva por la ingesta de leche y/o sus productos (queso, crema etc.) no pasteurizados. También puede transmitirse por la ingestión de verduras o frutas regadas con agua frecuentada por ganado infectado.

2) Por contacto directo con sangre, heces, orina, placenta, fetos abortados y excreciones de animales.

3) Menos frecuentemente es a través de la conjuntiva, transfusión sanguínea o transplante de órganos.

4) Por vía respiratoria a través de la inhalación de polvo o aerosoles procedentes del estiércol de animales.

5) Por vía congénita y por la alimentación al seno materno de una madre infectada.

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS DE LA BRUCELLA

     La Brucella muere rápidamente con antisépticos usuales y por la pasteurización. Se destruye al hervir la leche a 60°C por 30 minutos. Sin embargo, puede permanecer viva en la leche contaminada en refrigeración hasta por 10 días, en el queso Roquefort por 2 meses, en la mantequilla refrigerada por 4 meses. En el medio ambiente pueden sobrevivir en el agua de 10 a 70 días y en el polvo o en el suelo hasta por 10 semanas.

LA ENFERMEDAD

     En el humano el período desde el contagio hasta el inicio de los síntomas puede ser de 3 días a varios años. Más del 90% de los pacientes cursan con fiebre, escalofríos, sudoración y anorexia (falta de apetito). Muchos otros casos escapan al reconocimiento temprano debido a que las manifestaciones clínicas afectan muchos órganos, que van desde dolores generalizados, nerviosismo y depresión hasta complicaciones como granulomas, que se forman en diversos órganos y tejidos como bazo, hígado y médula ósea e inclusive articulaciones y columna vertebral. En ocasiones la brucelosis puede producir una afección severa ó crónica.

 

EL TRATAMIENTO

      El tratamiento óptimo de brucelosis es todavía discutido, a pesar de que múltiples esquemas de antimicrobianos se han usado desde 1947. La Organización Mundial de la Salud y la Academia Americana de Pediatría, recomiendan un tratamiento con una duración que va de 6 semanas hasta meses dependiendo si existe cronicidad. La cronicidad puede ser debida a que la Brucella es un organismo hábil para sobrevivir y multiplicarse dentro de las células del sistema de defensa del cuerpo. Esto explica la tendencia de esta enfermedad a tener un curso clínico prolongado con recaídas que van del 4 al 41%.

COMO SE DIAGNOSTICA?

     Los métodos de diagnóstico para la brucelosis humana están basados en análisis de suero sanguíneo (prueba de rosa de bengala, aglutinación en tubo) y el cultivo de bacterias. La prueba de rosa de Bengala utilizada como prueba inicial, proporciona una aproximación diagnóstica en pocos minutos, pero generalmente es negativa para los enfermos que tienen poco días de evolución o muy crónicos. La prueba de aglutinación en tubo es la prueba serológica estándar. El diverso espectro clínico de la brucelosis, puede hacer que el diagnóstico fácilmente se pase por alto. Debido a las limitaciones que presentan los métodos de diagnóstico para brucelosis actualmente utilizados, otra prueba recientemente desarrollada es la prueba molecular llamada Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR), mediante la cual se puede detectar de manera específíca y en sólo unas cuantas horas fragmentos del genoma del organismo a identificar, sin importar si dicho organismo está vivo o muerto.

 

CONTROL Y PRECAUCIONES HABITUALES

      El control de la brucelosis humana depende de la erradicación de las especies de Brucella del ganado como cabras y otros animales. La pasteurización de la leche y los productos de la leche para el consumo humano es especialmente importante para prevenir la infección en los niños. La certificación de la leche cruda no elimina el riesgo de transmisión de la Brucella.

      En áreas de alto índice de infección, es crucial evitar el consumo de productos lácteos de procedencia dudosa (elotes con crema o queso, fritos con crema etc.), así como el lavado adecuado de frutas y verduras.

Bibliografía

1. Ruiz-Castañeda, M. 1986. Brucelosis, Tercera ed. La Prensa Médica, México, D.F.

2. Velázquez, M. O., O. J. Domínguez, y O. L. A. Lecuona. La Brucelosis como Problema de Salud Pública en México, p. 13-16. III Foro Nacional de Brucelosis. SAGAR, UNAM, Oficina Sanitaria Panamericana. 1998.

3. Secretaría de Salubridad y Asistencia. 1994. Norma Oficial Mexicana para Brucelosis Humana. NOM-022-SSA2. SSA.

4. Zinsser, Joklink, Willott, y Amos. 1994. Microbiología Médica, segunda edición ed. Editorial Panamericana S. A.

5. American Academy of Pediatrics. 1994. Brucellosis, p. 143-144. In P. G (ed.), Red book: Report of the Committee on Infectious Disease, 23 rd ed. American Academy of Pediatrics, Elk Grove Village, IL.

6. Queipo-Ortuno, M. I., P. Morata, P. Ocon, M. P., and J. D. Colmenero. 1997. Rapid Diagnosis of human brucellosis by peripheral-blood PCR assay. J. Clin. Microbiol. 35:2927-2930.

7. Savala-Trujillo, I., A. Nava-Savala, J. Guerra-Cásares, and C. Quiróz-Miranda. 1994. Brucellosis. Infect. Dis. Clin. NorthAm. 8:225-241.

8. Martínez-Soriano, J. P., E. L. Cab-Barrera, R. Tamez-González, y D. S. Leal-Klevezas. 1993. Detección de Brucella abortus por medio de la Reacción en Cadena de la Polimerasa. Bioquimia. 18:10-1