MENINGITIS

Colaboración de:

Dr. Roberto René Reyes González

HOSPITAL SAN JOSE TEC DE MONTERREY

UNIDAD DE TERAPIA INTENSIVA NEONATAL Y PEDIATRICA

 

      Es definida como una enfermedad infecciosa del sistema nervioso central, caracterizada por la inflamación de las meninges (membranas que recubren el cerebro y la médula espinal) y puede ser causada por bacterias, virus, hongos, ricketsias, y protozoos. De las cuales la forma más seria de la enfermedad es causada por bacterias.

     Las neuroinfecciones, en especial la meningitis, constituye una causa frecuente de hospitalización en la edad pediátrica, que potencialmente es mortal o bien deja secuelas invalidantes y permanentes. Por esta razón requiere de médicos especialistas calificados y una infraestructura que permita un diagnostico oportuno y un tratamiento acorde con el estado del arte actual de la pediatría y terapia intensiva pediátrica.

     Realmente en los últimos años se han observado importantes cambios en la historia de la meningitis; Los avances en nuevos antibióticos y sistemas de soporte vital han permitido una mejor expectativa en la evolución de estos pacientes. También con el advenimiento de las vacunas contra el Haemophilus influenza tipo B (vacuna Hib) y estreptococo neumoniae (vacuna contra neumococo) y su uso masivo en países como Canadá, Suiza, Alemania, Estados Unidos, Chile, Uruguay y Gambia, entre otros,  ha disminuido notablemente la incidencia de meningitis y otras enfermedades graves causadas en los niños por estas bacterias (neumonía, infecciones generalizadas graves, etc.).

¿ QUIÉNES PUEDEN PADECER MENINGITIS?

    Cualquier niño a cualquier edad puede padecer la enfermedad, pero existen algunos factores que determinan una mayor susceptibilidad para desarrollar la meningitis:

  • Los niños menores de 2 meses de edad son más susceptibles a la enfermedad, especialmente si se trata de prematuros ya que su sistema inmune no se encuentra bien desarrollado

  • Los niños con infecciones como la sinusitis recurrente pueden tener mayor riesgo de desarrollar meningitis, ya que por las relaciones anatómicas esto favorecería la entrada de bacterias al sistema nervioso central.

  • Los niños con fracturas de cráneo o traumas cerebrales severos también están en riesgo de adquirir una infección meníngea.

  • Niños con enfermedades inmunosupresoras como el cáncer, o enfermedades crónicas debilitantes como la fibrosis quística y otras presentan también riesgo.

 

¿CUALES SON LOS DATOS DE ALARMA MAS FRECUENTES?

     Fiebre, decaimiento, irritabilidad, letárgica, náuseas, vómitos, rechazo al alimento, convulsiones.

     Es importante tener en cuenta que todos estos signos y síntomas pueden presentarse en otras infecciones y por lo tanto requieren de la valoración experta del pediatra.

¿CUANDO ACUDIR AL PEDIATRA?

  • Todo niño menor de 3 meses con fiebre siempre debe ser evaluado POR EL PEDIATRA, para determinar su origen.

  • Si los niños son difíciles de despertar en relación con su comportamiento usual.

  • Si hay cambios de conducta como irritabilidad o alteraciones neurológicas como convulsiones.

  • Si presenta dolor de cabeza, rigidez de la nuca, dolor en la espalda, vómitos u otros síntomas generales.

  • Si existe fotofobia o sea que les molesta la luz en los ojos.

¿ COMO SE HACE EL DIAGNOSTICO DE MENINGITIS ?

     Diagnosticar la meningitis aún con la cantidad de signos que ésta presenta no es nada fácil, la única manera de asegurar un diagnóstico es efectuando una punción lumbar por medio de la cual se extrae líquido cefalorraquídeo de la columna vertebral y de esta manera se podrá identificar la presencia de leucocitos y/o bacterias en el sistema nervioso central. Es oportuno comentar que la punción lumbar realizada adecuadamente y por una persona experimentada en general no trae ninguna consecuencia y sí es fundamental para el diagnóstico de esta grave enfermedad.

¿ CUAL ES EL TRATAMIENTO ?

      Debe ser en un medio hospitalario, e incluye: antibióticos endovenosos, anti- inflamatorios esteroideos, anticonvulsivantes, así como otras medidas de soporte hidroelectrolítico y metabólico, incluso respiración artificial. El tiempo promedio de hospitalización es aproximadamente  14 días.

RESPUESTA DE LAS PREGUNTAS MAS FRECUENTES DE PARTE DE LOS PADRES.

P. ¿Cuáles son las posibles secuelas de una meningitis bacteriana?

R. La meningitis bacteriana puede causar importantes secuelas neurológicas como:

  • Sordera

  • Daño del tejido cerebral, que puede producir; retardo mental, convulsiones y déficit motor o sensorial

  • Hidrocefalia (la cabeza aumenta de tamaño por acumulación de líquido cefalorraquídeo).

P. ¿Además de las vacunas Hib o contra Neumococo, existe alguna manera de prevenir la meningitis, especialmente si se ha tenido contacto reciente con alguna persona que padece la enfermedad?

R. Si, existe una manera de realizar prevención contra la meningitis. Si por ejemplo se conoce que en una guardería, o en una familia alguna persona ha desarrollado meningitis por bacterias como el Haemophilus influenza tipo B o el meningococo, estas personas, niños o adultos, que han tenido contacto deben recibir prevención con antibióticos  bajo supervisión médica para evitar desarrollar la enfermedad o ser portadores sanos de estas bacterias y así evitar su transmisión.